Libretos de teatro hugorgomez


La Apuesta pastorela cómica en un Acto
Personajes 12 /duración aprox. 60 min./pdf
Autor: Hugo R. Gómez

El libreto completo requiere de un donativo de 100 pesos
PARA PRESENTACIONES SIN FINES DE LUCRO
solicita informes en: angeldefuego61@hotmail.com



La Acción…

 

 

La situaremos en la época actual, porque no hay otra donde ubicarla.

 

El espacio escénico… 

Será cualquiera que ustedes dispongan y manden; un patio, una plaza pública, un jardín y si le va bien, en un teatro. Lo importante es que se diviertan y su público se vaya contento a sus casas.

 

 

Bloque 1

 

Se gesta la apuesta

 

 

GABRIEL, QUERUBINA, DIVINA Y SATANÁS

 

Entra Satanás muy molesto

 

SATANÁS: ¡Me lleva la que me trajo!...Detesto esta época. Se dan regalos, olvidan sus rencores, fiestas, fiestas y más fiestas. Y todo para celebrar el nacimiento del niño Jesús…Aichs, como odio la navidad. Pero este año (se frota las manos)…este año… no importa a quien tenga que sobornar, no habrá nacimiento, no, no y no…(Se escucha música celestial, Satanás se rasca los oídos) ¿porqué esa musiquita?, no tienen de banda, de rock o ya de a perdis una cumbia… Se escucha en off la voz de Querubina… Gabriel esperánooos Satanás (remeda, de forma burlona, y en voz baja a Querubina) ay si, Gabriel espéranos. Que los espere su abuela, yo me voy… (se encamina hacia la salida, se detiene de golpe, voltea y dice) mejor me quedo a escuchar, y no es porque me guste el chisme, es porque me reencanta el chisme jajajajaja (se esconde)

 

Entra Gabriel (Con gafas oscuras, misterioso) revisa en proscenio, se da por satisfecho, se quita las gafas y dice:

 

GABRIEL: Ya pueden pasar

QUERUBINA: Ya Gabriel, ¿déjate de rodeos y dinos que quieres? 

DIVINA: Sí Gabriel, ¿Por qué tanto misterio?

GABRIEL: Las traje hasta acá, para evitar los espías.

LAS DOS: ¡Espías!

GABRIEL: Es que tenemos una misión.

DIVINA: ¿Cuál?

GABRIEL: Vamos a cuidar a...

QUERUBINA: (Interrumpe) ¡Uta!... Niñeras.

GABRIEL: Son órdenes superiores.

QUERUBINA: ¿A quién dices que vamos a cuidar?

GABRIEL: A unos pastores que van camino a Belem.

DIVINA: ¿Y por qué van camino a Belem?

GABRIEL: Para adorar al hijo de Dios.

QUERUBINA: ¿Ya nació?

GABRIEL: No, pero esta noche nace.

LAS DOS: ¡Esta noche!

GABRIEL: Sí. Esta noche. Querubina, tú cuidaras de que los pastores lleguen sanos y salvos a Belem.

QUERUBINA: Si señor. SALE

DIVINA: ¿Y yo?

GABRIEL: Tú, ve e ilumina la estrella de Belem para que los santos reyes no se pierdan.

DIVINA: ¿Y si se pierden?

GABRIEL: ¿Quién les traería a los niños que se portaron bien sus juguetes?

DIVINA: Eso si que no. Yo les pedí una bici.

GABRIEL: Y yo dos muñecas inflables...

DIVINA: ¡¿Qué dijiste?!

GABRIEL: Que los reyes que no dan juguetes, son unos miserables.

DIVINA: ¡Ahhhhh!

GABRIEL: Y ya se me estas yendo... SALE DIVINA

GABRIEL: (Miranda al cielo) Señor, de tu hijo será el trono de David, y reinara en la casa de Jacob eternamente y su reino no tendrá fin.

SATANÁS: A ver, a ver... ¿Quién se trono a David? ¿La reina o Jacob? ¿Y a quién tiernamente el rey tentará al fin?

GABRIEL: (Al público) Así empiezan los chismes. (A Satanás) ¡Satanás!... ¿Qué haces aquí?

SATANÁS: Lo mismo que tú...

GABRIEL: Yo vengo en representación de bien.

SATANÁS: Yo también... pero del mal.

GABRIEL: Pero el bien siempre triunfa sobre el mal (Al público) ¿Verdad que si?...

SATANÁS: (En juego con el público) Eso es en las películas.

GABRIEL: ¡Falso, falso, falso! Aquí, el que obra bien...

SATANÁS: Es que tiene buena digestión.

GABRIEL: Sí, pero... Quiero decir, el que obra mal...

SATANÁS: Se le pudre el cuesélele.

GABRIEL: ¡Basta de chanzas!

Y dime diablo de cabaret.

¿qué haces tú en Nazaret,

aparte de tus tranzas?

SATANÁS: Gabriel, Gabrielito, Gabrielete,

no seas... mal pensado,

que yo por aquí he pasado

tan sólo para saludarte.

GABRIEL: Oh... (Burlón) El rey del espanto abandono su estancia de dolor y llanto tan solo para estrechar mi mano...

(Le extiende la mano y antes de que lo salude la retira)

No te creo, vil marrano.

SATANÁS: Dejemos los versos y las rimas y vayamos al meollo.

GABRIEL: Me das pena.

SATANÁS: (Al público) ¿Me albureo? (A Gabriel) Mira Gabriel, me han enterado del acontecimiento de esta noche.

GABRIEL: ¿Y?

SATANÁS: Según me informan unos pastores van camino a Belem para adorar al hijo de tu Dios.

GABRIEL: Repito... ¿Y?

SATANÁS: Que te parece si hacemos una apuesta.

GABRIEL: ¿Apuesta?

SATANÁS: Sí. Tú dices que el bien siempre triunfa sobre el mal.

GABRIEL: Y lo sostengo.

SATANÁS: Pues, yo te apuesto que los pastores no llegan a Belem para adorar al hijo de... ya sabes quién.

GABRIEL: ¿Y qué apostamos?

SATANÁS: Tu espada y tus alas contra mis cuernos y mi cola.

GABRIEL: ¡Échame las reglas!

SATANÁS: No me estarás...

GABRIEL: Las reglas…

SATANÁS: ¿Reglas?... ¡No hay reglas!... se vale de todo.

GABRIEL: ¡Sale!... Que no se diga que los ángeles somos sacatones.

SATANÁS: Venga esa mano para sellar la apuesta. (Se estrechan las manos)

GABRIEL: Y chin, chin el que se raje. (SALE)

 

 



Bloque 5

El borrego

Captura y rescate

 

 

SATANÁS, LUZBELINA, DEMONIOFELES,

GABRIEL, QUERUBINA, DIVINA,

FREDESVINDO, XILA Y DIGNA

 

Entran los pastores, Fredesvisdo cargando un borrego (de peluche) lo pone abajo centro del escenario. Querubina entra empujando a Demoniofeles, este último se va con sus compinches.

 

DEMONIOS A CORO: Yessss

FREDESVINDO: Ora sí, harta carne.

XILA: Digna, prepárate un fogón

DIGNA: No, no y no

FREDESVINDO: ¿Vas a ayudar, si o no?

DEMONIOS A CORO: ¡Que sí!…

ANGELES A CORO: ¡Que no!…

DIGNA: Ya dije que no… (Ángeles se alegran. Demonios se enojan)… Además, no quiero que el demonio se me personifique en persona y me atraviese con su pinche.

XILA: Se llama trinche. Además el demonio no existe.

DIGNA: Eso crees

XILA: ¿Apoco tú ya lo divisaste?

DIGNA: No. Pero mi tata sí.

XILA: Ese con dos jícaras de pulque ve brujas y con tres demonios.

Querubina agarra el borrego y salen los ángeles.

FREDESVINDO: Brujas, demonio o duendes a mi me pelan los dientes, ¿Y saben por qué?

Pastoras niegan con la cabeza

Fredesvindo se acerca a los demonios

FREDESVINDO: Porque yo soy el más fuerte

DEMONIOS A CORO: ¡De olor!

FREDESVINDO: El más carita

DEMONIOS A CORO: ¡De perro!

FREDESVINDO: Y todos me quieren

DEMONIOS A CORO: ¡Lejos de aquí!

FREDESVINDO: Y me dicen…

XILA: ¡El borrego!

FREDESVINDO: ¡No!… Me dicen Frede.

XILA: ¡Baboso, que el borrego ya no está!

DIGNA: Ay santa Manuela, patrona y protectora de los jóvenes… Esto es obra de Satanás.

SATANÁS: ¡Yo!… (Besa sus dedos en forma de cruz) por esta que no.

FREDESVINDO: ¡Vamos a buscarlo!

DIGNA: Yo no voy, no quiero ser cómplice de este borreguicidio.

FREDESVINDO: (Empujándola) Pero bien que nos echaste aguas ¿no? así que tú también vienes. SALEN

 

Satanás entra al espacio muy pensativo, los otros lo siguen imitando sus movimientos, se forman en batería y Satanás pasa frente a ellos.

 

SATANÁS: Sé que soy irresistible no lo puedo evitar,

los placeres que yo ofrezco no los pueden rechazar.

Un borrego puse a su alcance y los dejaron escapar,

bola de jumentos no se la van a acabar.

LUZBELINA: Hermoso discursillo acabas de pronunciar,

más con palabras no los vamos a derrotar.

DEMONIOFELES: Un plan B debemos implementar,

o la trampa nos va a llevar.

SATANÁS: Debemos el cerebro activar,

si es que queremos ganar,

así que todos a pensar…

LUZBELINA: Hambre…

SATANÁS: Eso no rima, la acabas de cajetear.

DEMONIOFELES: Si Luzbelina, la rima acabas de desgraciar.

LUZBELINA: Que los pastores no han comido.

Y si queremos la apuesta ganar

habrá que darles de tragar

algo que este podrido (se agarra el estomago)

SATANÁS: Tacos de bistec o suadero hay que comprar,

ambos son de perro y los van a enfermar.

DEMONIOFELES: Cólicos y diarrea van a tener.

LUZBELINA: La apuesta a Gabriel harán perder.

SATANÁS: ¡Y yo he de vencer!... Ja, ja

DEMONIOFELES: Pero antes de cantar victoria,

hay que unir esfuerzos y agudizar la malicia

para darle a los pastores una buena ma… (puño cerrado)

LUZBELINA: ¡Nooo! Hay que darles de comer.

Escuchamos ruidos de los pastores que se acercan

SATANÁS: Shhhhh…. Mis cuernitos de vinil han detectado la presencia del enemigo.

LUZBELINA: ¡Jefe!… Usted es el Chamuquin colorado.

SATANÁS: No contaban con mi astucia, síganme los malos. SALEN



© 2014 Libretos de teatro hugorgomez

389049